Apuntes para una discusión sobre autonomía y crítica a la actualidad

Desde hace un tiempo vuelve a hablarse de Autonomía, sin que haya habido demasiados espacios para discutir lo que esto significa. La Ciutat Invisible organizó un seminario en marzo del año pasado; en mayo nosotros publicamos aquí un artículo, precisamente a raíz de unas discusiones mantenidas con Marcello Tarì después de leer su importante libro Autonomie!, cuya publicación en castellano prepara Traficantes de Sueños, la editorial afín que más se ha empeñado en difundir algunos de los textos importantes de esta tradición. Os pasamos el link a la edición en francés y en italiano.

Publicamos un fragmento del postfacio a la edición italiana, un texto polémico que plantea no pocas preguntas. ¿Desde una perspectiva que apuesta por la autonomía social, por organizarse localmente, por hacerse fuerte en cada lugar, por crear las condiciones materiales para el desarrollo de otra forma-de-vida, cuál puede ser la relación con la Izquierda institucional, cómo concebir la insurrección, qué forma o en qué manera una organización política libertaria?

Hoy discutiremos de estas y otras preguntas que nos asedian, en relación con la herencia política de los ’70, con algunos compañeros italianos que vivieron aquellos años y que hace ya tiempo que conocen la realidad de aquí. — Esta tarde, a las 19 h. en La Llibertaria, librería-editorial y espacio asociativo de Gracia al cual solamente podemos agradecer su existencia, en C/ Torrent  de l’Olla 72.

Imagen del llamado festival de la “autonomía difusa” en el Parco Lambro de Milán en 1976.

i) Una de las intuiciones del movimiento autónomo italiano fue lograr comprender prácticamente el agotamiento del Movimiento obrero y de sus instituciones representativas, en calidad de supuesto motor del conflicto anticapitalista y además de reinterpretar su historia como continuo choque, interno y externo, entre una fracción del capital colectivo – que identificamos fácilmente como “izquierda” – y otra parte, efectivamente revolucionaria, que hace continuamente secesión de aquella. La autonomía se difunde fuera y contra cualquier hipótesis de arreglo interno a la gobernabilidad capitalista. La izquierda, en definitiva, es uno de los obstáculos más engorrosos para el despliegue de la verdadera conflictividad histórica.

Hoy en día, más que hace treinta años, es evidente que la insurrección no tiene delante suyo, como enemigo, a un sujeto – la burguesía, el Estado, u otro – sino que es la totalidad organizada de lo social lo que se presenta inmediatamente como el campo de la hostilidad. El régimen democrático biopolítico, de por sí, está constituido por un conjunto de relaciones sociales neutralizantes que reproducen la “sociedad”, una aglomeración informe que secreta los peores afectos. El imperio, entonces, no consistiría en una serie más o menos homogénea de instituciones supra-nacionales, sino que, de forma mucho más cercana a la realidad, puede ser considerado como la codificación estratégica de aquellas relaciones sociales, que han acabado siendo las únicas instituciones que siguen funcionando y cuya coherencia es garantizada universalmente por la ciencia policial. El dinero y la policía son los solos médiums que unen y separan al mismo tiempo a los seres en el interior de aquellas relaciones, y el actual e impetuoso revelarse de la «finanza» como dispositivo central de gobierno, junto a las tecnologías de contra-insurrección, son su confirmación y su forma explicita a nivel global y de masa. El dominio totalizante de la economía sobre lo político, con su celeste abstracción y con la rarefacción angélica de sus encarnaciones ministeriales, hace resaltar aún más nítidamente el hecho que no hay ningún “sujeto” dominante confrontándonos. De esto deriva una consideración, igualmente estratégica, que en los años setenta no se consiguió desarrollar hasta el final, exponiendo al movimiento a los errores más obvios: en el transcurso del combate no se trata de aniquilar a sujetos, sino de aniquilar el ambiente constituido por dispositivos de producción-control que hacen posible el gobierno. [...] LLegeix més →

La cultura solidaria vs la paranoia del orden

Nos ha llegado este artículo desde una compañera de l’Hospitalet. Una reflexión entorno a la propia experiencia al hilo de la lectura del gran libro de Ealham, La lucha por Barcelona.

“Las historias se repiten. Con otros actores, en otros contextos pero son en esencia las mismas historias y si no las recordamos y las reflexionamos, podemos llegar a repetirlas en su peor versión.”

Barcelona: la Barracopolis.

La  historia  de Hospitalet se remonta a los años 1850-1900, años en los que se inicia el proceso de industrialización en Barcelona y  en los que se necesita  urgentemente  mano de obra  y esta  naciente ciudad se convierte en” la California de España”.  Llegan miles de inmigrantes procedentes primero de Valencia y Aragón. Entre 1850- 1900 crece en un 300% la población. En la década de 1920  llegan otros miles desde Murcia y Andalucía.  En esta década arriban 20.000 nuevos inmigrantes a la Torrasa y a Collblanc, aumenta la población de esta zona en un 456%.
En la década de 1920 a 1930 se calcula que  un 35% de la población de Barcelona no es autóctona. Estos miles de personas llegan a trabajar en condiciones muy precarias. En esos años no existía la infraestructura necesaria para recibir a los  nuevos habitantes. Estos inmigrantes llegaban con grandes expectativas, con sus pocos ahorros a recibir sueldos muy precarios y a vivir en sitios de hacinamiento. “En algunos establecimientos más rudimentarios, los trabajadores pagaban por dormir de pie, apoyados sobre una cuerda atada de un lado al otro en una gran habitación comunal.” El mapa de la ciudad se puebla de barracas en mil versiones hasta el punto que a Barcelona la apodan “Barracopolis”.

Aunque surgieron algunas iniciativas para transformar  urbanísticamente a Barcelona ante la nueva situación que se vivía, los dueños de la urbe se oponen: COPUB (Cámara Oficial de Propiedad Urbana de Barcelona). En 1911 se crea la ley de Casas Baratas para intentar paliar esta precariedad . No obstante, 10 años después  solo se han construido 540 nuevas casas de las 2200 que se habían planificado  inicialmente. Se desborda la especulación. Los alquileres llegan a aumentar entre 50 y 150%. LLegeix més →

Presentació documental Insurgence (Quebec), amb els autors


Dimecres 24 i dijous 25 d’abril

A Barcelona, els autors, companys del Quebec, presenten el Documental Insurgence.

Una mirada insubmisa sobre quatre mesos de vaga estudiantil indefinida el 2012 (la Primavera de l’Arç).

La força de la Primavera de l’Arç es fon en l’anonimat. Fa fluir el comú a través de la dispersió, fins la solitud dels que marxen. Cadascú reconeix la seva pròpia situació en la dels altres, la ressonància afectiva es transmuta a poc a poc en fusió. La repressió no desfa sinó als col·lectius encara serials; el comú ressorgeix com eixam a cada cantonada.

http://www.insurgence.me/

Dimecres 24 d’abril, 12h, UB Raval
Fragments del documental, presentació i debat.

Divendres 26 d’abril, 12h, UAB
Fragments del documental, presentació i debat.

Dijous 25 d’abril, 20h, Casa de la Solidaritat (c/ Vistalegre, 15)
Projecció del documental, presentació i debat.

 

Alguns materials traduïts i una introducció:  fanzine_canada_vaga_estudiantil_web

 

http://www.espaienblanc.net/ 
http://www.nosaltresoells.org/

¿Hacia una huelga indefinida en educación?

Corren rumores. Lo hemos oído en las esquinas y en discusiones abiertas. Lo hemos escuchado bajo la sombra de la noche y a plena luz del día. Huelga estudiantil indefinida. Una buena huelga indefinida es lo que este mundo de mierda se merece.

Hoy, #28F, la huelga estudiantil ha empezado con fuego y barricadas. Alguien tenía que empezar, alguien debía hacerlo. ¿Quién? Aquellas que se muestran ocultándose, es decir cualquiera que soporta la negatividad del anonimato. —–   Aquí una foto de esta mañana en la Universitat Autònoma de Barcelona:

Hoy la huelga es otra vez un ensayo, pero este no ha hecho sino empezar. Sin embargo, sea lo que sea lo que ocurra hoy, el afecto que habita en el fuego nos alegra, nos impulsa y nos da fuerza. “Golpear como el fuego, inasibles como el agua”, decíamos el otro día ; y seguir preparando desde cada lugar… una ofensiva digna de ese nombre. Algo a lo que este mundo, que habitamos como extranjeros en casa, nos concita y nos llama. Porque no tenemos otro, de mundo, sino este.

—————–

Hoy os traemos algo que llevamos preparando desde hace tiempo: la traducción de unos textos sobre la huelga indefinida. Concretamente la que los estudiantes desencadenaron y ganaron en Quebec el año pasado. Publicamos aquí un fragmento y os subimos el pdf de nuestro primer monográfico en papel aquí.

——————

Introducción barcelonesa

[fragmento]

“El movimiento obrero no fue vencido por el capitalismo. El movimiento obrero fue vencido por la democracia. He aquí la declaración de un problema al que el siglo nos somete.”

                                                                                                             Mario Tronti

 

Si hemos traducido estos documentos y ahora los presentamos es por dos razones.

A) Porque presentan un pensamiento sobre la huelga a la altura de la situación. Entrevemos en la huelga el retorno de una herramienta política de primer orden. No en la huelga misma, sino en su propio límite, en el hacer-huelga incluso a la huelga misma, en su capacidad de desbordarse, de ir más allá de sí misma, del cuadro de reivindicaciones, de la identidad que la convoca… hacia una lucha que se quiere insurreccional. Una vida que se insurge contra la catástrofe de este mundo ; que encuentra su forma de organización en la lucha (comités de barrio, asambleas interprofesionales, soviets, katibas). Todo esto se intuye en el estado espiritual que es convocado a la Huelga y que responde a ella, miles de personas en las calles poseídas por un aire ofensivo que en otras situaciones de masa brilla por su ausencia. Intuición que se reconoce en los afectos que liberan algunas acciones ligadas al límite de la huelga y que los camaradas de Montreal analizan: sabotaje, pillaje, bloqueo.

B) Por responsabilidad política. Si la lógica imperial responde a la consigna de aislar sensiblemente el conflicto y destruirlo, la lógica de la subversión tiene la responsabilidad de romper el cerco y facilitar la transmisión de experiencia. En este caso, cuatro meses largos de huelga estudiantil indefinida en los que resuena el anhelo revolucionario desatado en el planeta por la “primavera árabe”. Cuatro meses dan para mucho, aquí, una lucha que va incrementando su intensidad hasta hacer que el gobierno pida, por dos veces, una “tregua”. Vale la pena poner sobre la mesa las herramientas que desarrollaron en la lucha, sus métodos, sus contradicciones. Algunas de las más relevantes son el cuadrado rojo, un cuadrado de tela rojo, atado con imperdible, que permitió la visibilización por todas partes del apoyo al movimiento – aunque este apoyo fuera en realidad vacío e inconsecuente – ; la manifestación mensual nacional, permitió durante los cuatro meses de más intensidad tener una fecha para concentrar en una enorme manifestación el apoyo al movimiento, a su forma concreta y real ; la manifestación nocturna durante el cuarto mes, “cada noche hasta la victoria”, ocasión de verdaderas fiestas callejeras donde la consigna “fuego y agua” encontró una expresión desbordante.

La tonalidad afectiva de los documentos que traemos hoy aquí son reveladores de la potencia desplegada en una lucha en la que parecía, por un momento, que todo era posible. Estos documentos pueden ayudar a hacer avanzar una reflexiones que también aquí estamos haciendo, en relación a límites como el pacifismo intransigente, la posición ciudadanista, la judicialización de los conflictos ; pero también, a la reconstrucción de una potencia subjetiva que pueda enarbolar de nuevo la bandera de la revolución.

Una realidad producida por 30 años de derrota.

Quizá donde más distancia encontramos con nuestros camaradas de Montreal es en la manera de enfrentar una realidad social y un paisaje subjetivo que es producto de 30 años de derrota. Una situación nada fácil, en la que también nosotras andamos a tientas. Lo hemos visto, la realidad externa al “milieu” (al guetto) que aparece en las calles con el 15M es directamente producto de la derrota del movimiento obrero en sus mismas condiciones de existencia, la gran fábrica y el barrio popular. Hace ya más de 30 años que el deseo de revolución quedó interrumpido y desarbolado, barrido de la escena por esta especie de restauración huérfana de gran política. La población que ahora llena las calles y las redes sociales es portadora de una subjetividad cargada de reflejos liberales, es decir individualizantes, producto del sueño burgués que soñó la pesadilla del presente.

Para nosotras ha sido esencial estos últimos años tratar de volver a dibujar una línea de combate Nosotros/Ellos, que permitiera una acumulación de fuerza subjetiva suficiente como para llegado el momento poder plantar batalla con un mínimo de dignidad ; y no esas escaramuzas a las que estamos tan acostumbradas. Seguimos creyendo en este empeño, por mucho que de momento no hayamos logrado grandes frutos. De todas maneras, reconocemos que es necesario mantener constantemente una doble atención: Al Nosotros (frente a Ellos) ; pero también al Entre-nosotros (contra el autoritarismo, el microburocratismo, la falta de ideas). Porque el “entre-nosotros” es el espacio de construcción de esa potencia subjetiva que puede declarar la guerra a este mundo, es decir volver a hacer política, es decir, la revolución.

[...]

Os dejamos con los camaradas de Montreal:

 

Fragmentos para una reanudación de las hostilidades 

[fragmento]

 

La huelga, el litoral

El hacer-huelga es el límite, tanto como la fuente de la Huelga. La Huelga como empresa, con sus emprendedores, no produce nada, no crea nada, sino que gestiona, organiza, tergiversa, informa, es decir moviliza. En ese sentido es un dispositivo puntero: su movilización se alimenta de lo que excluye, su centro real está en la periferia, sobre su litoral. Es por eso que nosotros no sabríamos proponer una postura de pura exterioridad crítica, ni de diálogo constructivo, con la Huelga. Para eso hace falta rechazar tanto el entrar como el salir, y ante todo perder lo esencial: el anonimato. El estar en huelga permanece ahí desbordándose, se sitúa en una tensión constante entre distancia y proximidad frente a la Huelga: es, a la vez, lo que contesta las relaciones de poder internas al movimiento y lo que sacude las relaciones con el mundo exterior. El hacer-huelga es la frontera común a las relaciones intersubjetivas y al mundo como afuera.

La fuente de la Huelga se encuentra sobre su límite, sobre su litoral, sobre su huelga. Esta no vive sino de su posible carácter “político”, cuya esencia exige su propio rebasamiento. Una inteligencia de la Huelga no puede encontrarse sino sobre esa esencia de lo político – el conflicto – donde es posible hacer-huelga, en el límite de la huelga misma. El hacer-huelga es infinito ; la empresa-huelga intenta encauzar ese infinito entre un inicio y un final.

Si la Huelga es desencadenada y terminada, lleva sin embargo en ella misma mucho más que la amenaza del paro momentáneo de la producción, es también una cesura, un intervalo, un corte, una separación de sí. El hacer-huelga es ruptura que secciona las comunidades hasta las subjetividades, una amenaza de deserción. No solamente de las aulas, de los lugares de trabajo, sino del sujeto mismo, respecto a sus determinaciones. El obrero en huelga deja de ser un obrero, y la estudiante en huelga deja de ser una estudiante, dejando espacio a singularidades y a prácticas por inventar. LLegeix més →

ELLOS Y NOSOTROS. VI.- Las Miradas.

Us portem aquest comunicat que ens arriba des de la selva. Forma part d’una sèrie que els companys i companyes zapatistes estan escrivint i difonent des d’aquí. Llegiu-los! Quan elles i ells, ja fa alguns anys, van declarar-se insurgents i van fer ressonar en el planeta la seva veu, que sortia de la selva, va re-començar la nostra història. La història de la renovació de tots els desitjos d’emancipació dels de baix. Quelcom que a voltes resumim, simplificant en excés, com el desig de revolució, un desig que llavors començà a re-emergir com una brisa lleugera i que avui, com un vent arremolinat i calent, recorre de nou el planeta commovent els nostres cors.

Ells i Nosaltres, Nosaltres i Ells enuncia una diferència irreconciliable, enuncia una presa de partit la necessitat de la qual troba en la catàstrofe de la situació present una oportunitat. Aquesta oportunitat no parla de la imminència de combats decisius, per als quals no estem ni de lluny preparades – sobretot fora de la selva, en el món malalt d’ordre; i mentre ens preparem hem d’aprendre l’art de la retirada ofensiva, el colpejar de les invisibles, “destruir com el foc, esmunyir-se com l’aigua” -. Del que aquesta oportunitat ens parla és del temps i del camp que se’ns obre, propici a la reconstrucció, a l’actualització de la constel·lació d’infraestructures autogestionades i autònomes que van constituir, no fa pas tant de temps, la trama d’una força veritablement revolucionària (ateneus, cooperatives de consum i de producció, comitès de defensa als barris, escoles racionalistes, seus sindicals, publicacions…). —— Però aquesta és una altra qüestió que tenim pendent de parlar. Ho farem aviat. Ara, la paraula i la veu són zapatistes:

 

ELLOS Y NOSOTROS.

VI.- Las Miradas.

 

1.- Mirar para imponer o mirar para escuchar.

“Por una vez podré decir
Sin que haya nadie que me contradiga
Que no es lo mismo el que desea
Que el codicia algo
Como no son las mismas las palabras
Dichas para escuchadas
Que dichas para obedecidas
Ni tampoco es el mismo el que habla
Para decirme algo
Que el que me habla para que me calle”
Tomás Segovia.

“Cuarto Rastreo” en “Rastreos y Otros Poemas”
de la editorial que tiene el buen gusto de llamarse “Sin Nombre”.
Gracias y un abrazo a María Luisa Capella, a Inés y Francisco
(bien haya la digna sangre que en sus corazones late)
por los libros y las letras-guía.

Mirar es una forma de preguntar, decimos nosotros, nosotras las zapatistas.

O de buscar…

Cuando se mira en el calendario y en la geografía, por muy lejos que estén la una y el otro, se pregunta, se interroga.

Y es en el mirar donde el otro, la otra, lo otro aparece. Y es en la mirada donde eso otro existe, donde se dibuja su perfil como extraño, como ajeno, como enigma, como víctima, como juez y verdugo, como enemigo… o como compañer@.

Es en la mirada donde el miedo anida, pero también donde puede nacer el respeto.

Si no aprendemos a mirar el mirarse del otro, ¿qué sentido tiene nuestra mirada, nuestras preguntas?

¿Quién eres?

¿Cuál es tu historia?

¿Dónde tus dolores?

¿Cuándo tus esperanzas?

Pero no sólo importa qué o a quién se mira. También, y sobre todo, importa desde dónde se mira.

Y elegir a dónde mirar es también elegir desde dónde.

¿O es lo mismo mirar desde arriba el dolor de quienes pierden a l@s que quieren y necesitan, por la muerte absurda, inexplicable, definitiva, que mirarlo desde abajo?

Cuando alguien de arriba mira a los de abajo y se pregunta “¿cuántos son?”, en realidad está preguntando “¿cuánto valen?”

Y si no valen, ¿qué importa cuántos son? Para obviar ese inoportuno número están los grandes medios de comunicación de paga, los ejércitos, las policías, los jueces, las cárceles, los cementerios.

Y para el mirar nuestro, las respuestas nunca son sencillas.

Al mirarnos mirar lo que miramos, nos damos una identidad que tiene que ver con dolores y luchas, con nuestros calendarios y nuestra geografía.

Nuestra fuerza, si es que alguna tenemos, está en este reconocimiento: somos quienes somos, y hay otr@s que son quienes son, y hay otro para quien todavía no tenemos palabra para nombrarlo y, sin embargo, es quien es. Cuando decimos “nosotros” no estamos absorbiendo, y así subordinando, identidades, sino resaltando los puentes que hay entre los diferentes dolores y las distintas rebeldías. LLegeix més →

“ZAD partout !” (la Zona A Defender por todas partes)

En unas tierras cerca de Nantes (Bretaña sur), desde hace mas de treinta años, un macro-proyecto de aeropuerto provoca una oposición que ha ido creciendo y ganando consistencia. Desde el comienzo de los desalojos en octubre, el poder afrenta una resistencia determinada y diversa. ¿Hasta el punto de que se pueda ganar la batalla?

Llegando a Notre-Dame-des-Landes topamos con el control policial permanente a la entrada de la ZAD. Hacemos auto-stop hasta la Chateigne (¡la castaña!) el espacio construido conjuntamente por miles de personas en la manifestación de respuesta a los desalojos, el 17 de noviembre pasado. Las botas de plástico nos salvan de quedar atrapadas en el barro interminable. Allí, una cocina colectiva, un espacio de reunión, una guardería en proceso, un taller, todo en cabañas y chabolas de autoconstrucción unidas con pasarelas de tronquitos que hacen de calles.

Alrededor, una fila de decenas de tractores están instalados a modo de barricada… Este extraño pueblo tiene poco más de un mes de vida y rebosa de actividad. Entre la gente con herramientas en las manos y paseantes solidarios trayendo comida de apoyo constantemente, no parece que hace a penas unas semanas la policía sitiaba el bosque con el objetivo de destruir todas las casas. LLegeix més →

El #25s y la perspectiva revolucionaria

Destituir el régimen parece ser la acción que la situación presente nos reclama. La respuesta en la red  y en la calle a la convocatoria del #25s lo ratificó así. Sin embargo, ¿cómo podríamos hacerlo? El siguiente texto apunta algunas reflexiones en este sentido. Precisamente ahora que, el 25 de Abril, existe un llamamiento a asediar el congreso.

 

LLegeix més →

Carta a las asambleas de barrio llegada desde el futuro

Hoy 1 de Diciembre se ha celebrado un encuentro de reflexión de las asambleas de barrio de el área metropolitana de Barcelona. Es momento de valoraciones, reconstituciones y, porqué no?,  de deseos y ficciones.  #Seguimos

FRAGMENTO del capítulo “Sueños de un atardecer, en primavera. El tiempo de una cerveza antes de la asamblea…” (2º episodio) de la narración por entregas: Las fabulosas aventuras de Mustapha Cohen

“Todo esto ha ido tan rápido…” piensa Jan en voz alta contemplando la amplitud y la violencia de los cambios sobrevenidos durante los últimos diez años. En el fondo no sabe bien qué pensar. Hace apenas algunos años, en fin, ayer todavía, se había lanzado en la corriente de las luchas que intentaron oponer alguna resistencia a las brutales y caóticas operaciones de “reorganización social”. Ocupaciones de prefecturas [delegaciones de gobierno y jefatura de policía], de departamentos de trabajo, de fábricas, traslados de “oficinas de empleo”, bloqueo completo de las rondas circunvalatorias, de autopistas, ocupación prolongada de plazas públicas, pintadas, octavillas, pancartas, secuestro de responsables y algunos menus saqueo “pedagógicos” habían barnizado esos años en los que todavía se tomaba la metropolización mundial como algo de ciencia-ficción. Él se vinculó como tantos otros a esas formas sociales tranquilizadoras pero ya vaciadas de contenido por años de gestión “realista” y cinismo sindical : la seguridad social, la jubilación, los “CDI” (contratos temporales), los hospitales públicos, la Educación Nacional, las ayudas al alquiler, y así con todo.

LLegeix més →

Crònica d’urgència dels fets a Mèxic #MexicoNoTienePresidente

Els moviments socials mexicans convoquen un “envolta a la Cambra de Diputats el 1 de desembre”

La repressió policial causa un mort per bala de goma, un ferit greu i varis intoxicats

La cambra de diputats mexicana ha estat envoltada aquest matí de dissabte 1 de desembre per milers de mexicanes procedents d’arreu del país amb l’objectiu d’aturar la presa de possessió del president electe.  Així es va acordar el passat 22 i 23 de septembre durant la II Convenció Nacional Contra la Imposició de Peña Nieto celebrada a Oaxaca.

Diferents moviments i organitzacions que han conformat la Convenció Nacional Contra la Imposició de Peña Nieto, entre d’ells #yosoy132, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación  (CNTE),  Asamblea Popular de Oaxaca (APPO), Atenco, La Otra Campaña, Sindicato de la Red de Transporte Público i d’altres assemblees populars, han convocat aquesta jornada de lluita.  La convocatòria oficial és al recinte del Palau Legislatiu de San Lázaro, on es troba la cambra de diputats, a les 6 del matí hora mexicana (una del migdia en horari peninsular).  Cal destacar que cap a les 7 del matí han arribat una quarentena d’autobusos procedents de Oaxaca.

El moviment #yosoy132, però, va ha iniciat la jornada amb una manifestació a les 4AM que ha anat des del Monument de la Revolució fins a San Lázaro, on s’hi troba l’Acampada Revolución del 132 des de finals de Juny.

Un cop a San Lázaro els assistents s’han concentrat en un parell de punts estratègics per evitar l’entrada de Peña Nieto a la cambra de diputats i per tant la pressa de posessió del càrreg.  Cap a les 7 del matí ja han començat els aldarulls, quan els primers “contingents” del moviment #yosoy132 han intentat fer caure el mur de contenció que envolta la cambra mexicana.  La situació era de preveure i ja tothom anava ben preparat:  màscares anti-gas, farmacioles de primers auxilis, mocadors i roba obscura i d’altres estris d’atac com cocktels molotov o pedres.

Els contingents de tot arreu han anat arribant fins a les hores, provinents de diferents sindicats i territoris del país.  Mentre la zona “d’acció” es limitava a un punt molt concret, al voltant milers de persones de totes les edats recolçavan l’escenari d’acció i l’observaven amb expectació.

Fins a les hores, com ja es documenta a twitter i a la web de yosoy132media, hi ha un mort causat per impacte de bala de goma, un ferit greu i vàries persones intoxicades per gasos lacrimògens.

L’organització de l’event compta amb les comissions jurídica, de mitjans de comunicació i de seguretat. A més, també hi ha un bon gruix de  periodistes que col·laboren amb mitjans de comunicació lliures que s’han organitzat per donar una bona cobertura a la jornada, que es podrà seguir a la web de yosoy132media.

La lluita va més enllà

La Convenció Nacional Contra la Imposició defensa que la imposició no esdevé únicament d’un procés electoral obscur i ple de corrupció on la conseqüència és el retorn del PRI (Partit Revolucionari Institucional).  Sinó que defensen que la imposició és inherent al mateix sistema i a les institucions governamentals mexicanes. Les reformes estructurals que està patint el país com la reforma laboral, la guerra contra el narco i els 90 mil morts que ha deixat la darrera dècada, la manipulació dels mitjans de comunicació, les expropiacions de terres i la corrupció són la raó per la qual la aquesta coordinadora d’organitzacions defensa una lluita més enllà de la investidura del president electe.  La mobilització de la jornada de demà serà una acció més dins d’un cap de setmana replet de convocatòries, on es celebrarà de pas, la III Convenció Nacional Contra la Imposició, per plantejar la continuïtat de la lluita.

AntoniaCanuta-mexico DF

Transició nacional cap a la independència? Ningú al comandament

Reproduïm aquí l’article d’en Junius entorn de la nova centralitat independentista posterior a la manifestació de l’últim 11 de setembre. A través de talls històrics – del segle XVIII o dels anys ’80 i ’90 – entra sobre algunes qüestions importants pels temps presents: que els processos revolucionaris sempre porten més enllà dels plantejaments inicials, sobretot si aquests són únicament qüestió de diners ; després analitza la composició social de classe mitja del nou independentisme, les seves contradiccions i ambigüitats, la dimensió mediàtica de tot plegat ; analitza finalment les diferents forces en joc, múltiples en un món molt gran. Com menciona en Junius, la qüestió és fonamentalment “quina Catalunya?”. És a dir, quan pensem en independència, estem pensant a independitzar-nos no només del govern central a Madrid, sinó de totes les dependències en què es sosté el sistema capitalista? Perquè sigui quin sigui el context general, aquesta és la consigna sota la que algunes lluitem. Al final, assenyalant a les classes populars com a decisives en tot plegat… s’apunta a la continuació d’aquesta reflexió, sobretot ara que sabem que les CUP es presenten el 25 de Novembre i amb quins caps de llista es presenten. Gent prou coneguda en els moviments. El debat està obert. Es tracta per fi d’un vot tàctic amb cara i ulls? Com aquests poden enfortir la base material del moviment, format per assemblees locals no sempre independentistes? Com una perspectiva revolucionaria i heretera de les lluites autònomes i llibertàries es confronta amb aquest escenari? Com dèiem, el debat està obert.

L’article va ésser publicat a Hegemonies

per en Junius, el diumenge 23 de setembre de 2012

 

Endarrera aquesta gent, tan ufana i tan superba…

 

La revolució i els diners

Les revolucions de l’inici de la modernitat, malgrat tots els principis aplegats en el seu si, començaren com un problema d’hisenda. França i Anglaterra visqueren de 1756 a 1763 el que es conegué com la guerra del set anys. Acabà amb la victòria anglesa, però el cost de la guerra havia buidat les arques del regne i per omplir-les de nou es decidiren a pujar els tributs a les colònies americanes. El resultat immediat fou la seva revolta. Tanmateix, inicialment els colons no cercaven fer una revolució, ni tan sols proclamar la independència que donaria lloc als USA, sinó només ser acceptats com a súbdits de ple dret de l’Estat Britànic. Però allò que no cercaven fou el que acabaren fent el 1776 amb una de les declaracions més belles de la història contemporània: la de la Independència de 1776. Havia començat com un problema d’hisenda, acabà tanmateix amb paraules que farien vibrar el segle vinent i encara part del nostre: Considerem com evidents les següents veritats: que tots els homes foren creats iguals, que van rebre del seu creador certs drets inalienables; que entre ells es conten els drets a la vida, a la llibertat i a la cerca de la felicitat; que per assegurar aquests drets foren implantats governs entre els homes i que el seu poder jurídic es deriva de l’aprovació dels governats; que sempre que una forma de qualsevol govern demostri que es contrari a aquest objectiu, el poble té dret a canviar-la o abolir-la i a implantar un nou govern…

Una revolució que no feren sols. LLegeix més →